sábado, 13 de marzo de 2010

Percy Jackson y el ladrón del rayo


Título: Percy Jackson y el ladrón del rayo.
Título en inglés: The Lightning Thief.
Autor: Rick Riordan.
Editorial: Salamandra.
Páginas: 283.


Sinopsis:
¿Qué pasaría si un día descubrieras que, en realidad eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.

Expulsado de seis colegios, Percy padece de dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos esa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera el mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y un mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de Atenea.


Opinión:
Como esta es nuestra primera reseña quería que fuera algo especial, por eso escogí este libro, además de que claro, acaba de salir a la venta y la película está en cartelera.

Cuando leí la sinopsis lo primero que se me vino a la mente fue “por favor que no sea copia de Harry Potter”, no porque no me guste, al contrario amo tanto a Harry Potter que era como un insulto para mí. Cuando comencé a leer me di cuenta de lo equivocada que estaba Rick Riordan supo muy bien como mezclar las historias de la antigua Grecia en nuestra actualidad.

Logras identificarte con el protagonista porque el libro está narrado en primera persona y no te pierdes ningún detalle de que es lo que está pasando por la cabeza de Percy. Te encariñas muy rápido con la terquedad, el orgullo y la lealtad de Percy.

Ame el libro y la narración desde el capítulo uno, no es una historia en donde el personaje acepte de buenas a primeras que es “el elegido” tarda un poco el aceptar la idea de que su verdadero padre es un Dios y que él tendrá que arriesgar su vida si no quiere que el Olimpo se destroce entre sí. Al final nos queda muy en claro que se vienen secuelas, aún mejores que esta primera entrega.


Puntuación: 5/5

0 comentarios:

Publicar un comentario